Follow by Email

domingo, 15 de febrero de 2015

Puesta en valor del patrimonio urbano: La Plaza Bolívar de Maracay


Panorámica de la Plaza Bolívar de Maracay en dirección este-oeste. A la izquierda (costado sur de la plaza) se divisan el antiguo Hotel Jardín y el Teatro de la Ópera; a la derecha (costado norte de la plaza), los cuarteles Bolívar y Sucre; al fondo (costado oeste de la plaza), el antiguo Hospital Civil. Foto extraída de la página FB del grupo "Maracay Forever" y subida en 2008 por N. Luces.


Luego de haber sido diferida en varias oportunidades, finalmente tuvo lugar la reapertura al público de la Plaza Bolívar de Maracay, el 29 de diciembre de 2014, tras un proceso de recuperación que, por cierto, aún no ha concluido [1]: a la fecha de publicación de esta entrada, el piso del extremo oeste de la plaza ("de ingreso restringido por mantenimiento"), se encuentra todavía en proceso de enlosado. Los jardines, en cambio, ya están establecidos, y las fuentes en  prueba de funcionamiento. El paño oeste de la plaza original, que hoy forma parte de la isla de la calle Brión frente al antiguo Hospital Civil, no muestra indicio alguno de intervención, lo cual lleva a suponer que no haya sido incluido en el proyecto de rehabilitación integral. La Guardia Patrimonial [2], vale decirlo, mantiene presencia constante en el sitio, lo que transmite la sensación de seguridad personal y familiar, así como de resguardo de los espacios recuperados, requisitos básicos para el disfrute pleno de la plaza y la visita frecuente a misma.


Extremo oeste de la Plaza Bolívar, aún sin culminar. Foto: P.H., 2015


Desde su inauguración, el 19 de diciembre de 1930 (fecha que conjuga el año centenario de la muerte de Simón Bolívar y el día del ascenso al poder del general Juan Vicente Gómez), este sitio emblemático de Maracay ha ostentado el récord de ser la Plaza Bolívar más grande de Latinoamérica (320 m. de largo y 106 m. de ancho) [3], pero sobre todo se le reconocen rasgos significativos desde el punto de vista urbanístico y arquitectónico:

     > Arqº William Niño Araque: "La Plaza Bolívar nace como un proyecto heroico para la reconstrucción de un urbanismo monumental (...) Aquí el espacio permanece como ejemplo notable de la más elevada nacionalidad. A partir de 1928 se desarrolla una arquitectura cuyas tendencias fundamentales responden al intento de incorporar las claves de la arquitectura desarrollada y, sin embargo, sostienen los elementos tradicionales que fortalecen la presencia de una tradición nacional. [Carlos Raúl] Villanueva, recién llegado al país, juega un papel fundamental en la estructura ética del pensamiento y la construcción de la ciudad. Su formación, proveniente de la formación monumental de la arquitectura académica aprendida en la École de Beaux-Arts, le permite imprimir la impronta creativa que organiza en Maracay el espacio urbano a partir de las leyes que dominan el conjunto sin esfuerzo aparente. Maracay es el verdadero y único campo de prueba; la plaza Bolívar el territorio esencial donde se ejerce una inspiración natural que le da a la ciudad el espíritu de las grandes composiciones clásicas. Aplicando fórmulas académicas y eclécticas, la plaza Bolívar adquiere prestigio y renombre continental, al rematar su extendida fachada sur con el inconmensurable plano del Hotel Jardín. Esta intervención señala el momento decisivo del nuevo capítulo de la ciudad"… (MACMA,1996. La arquitectura como referencia, pp. 65-66).


Aspecto original del antiguo Hotel Jardín, cuya fachada fue intervenida de manera radical en 1957 cuando se habilitó el edificio como sede de la gobernación del estado Aragua. Foto Torito (década 1930), extraída de Macma, 1996 (La foto fue tomada desde el paño oeste de la plaza, cuya recuperación parece no haber sido incluida en el actual proyecto de rehabilitación integral).


     > Arqº Luis Polito: "Durante las primeras décadas del siglo XX, el ámbito de la arquitectura prosigue sus lentos cambios. Aparecen nuevos profesionales, diversos estilos y diversas técnicas... Juan Vicente Gómez realiza importantes obras en Maracay. Una de estas es la plaza Bolívar que, al contrario de Caracas y otras ciudades, no se realiza como una transformación de la antigua plaza colonial, sino como una pieza nueva y separada del centro original de la ciudad. El proyecto es llamativo por sus dimensiones, por la importancia de las edificaciones que la rodean y por los notables profesionales involucrados en la empresa: el ingeniero Ricardo Razetti, responsable de los cuarteles Sucre y Bolívar; Luis Malaussena, autor del Teatro de la Ópera; Carlos Guinand Sandoz, autor del Hospital, y Carlos Raúl Villanueva, autor del Hotel Jardín y del Club de Deportes, contiguo al hotel [4]... El resultado es más que coherente y con seguridad representa una excepción de aquellos lugares diseñados a varias manos que a veces han producido [en el mundo] tan pobres resultados" (Polito, 2004; p. 42).


Club de Deportes hacia la década de 1950, entonces conocido como Club Bolívar. Su posterior derribo es otra prueba de la indolencia e irresponsabilidad de quienes en su momento tomaron la decisión de intervenir en forma negativa e irreversible el complejo urbano de la Plaza Bolívar y sus alrededores. El sitio es hoy día un espacio abierto que funciona como estacionamiento. Foto extraída de la página FB del grupo "Maracay, solo su pasado histórico" y subida por G. Valero en 2009.


     > Cristina Gómez de Martínez (hija del general Juan Vicente Gómez, fallecida en 2009): ..."Papá se empeñó en hacer de Maracay la gran ciudad que es hoy en día, y se buscó a los mejores ingenieros y arquitectos de la época para que la planificaran y la construyeran (...) La idea era respetar las edificaciones tradicionales en el centro del pueblo, como la iglesia y las viejas casas, y construir al lado una ciudad moderna, bien planificada, que no chocara sino que se complementara con la ciudad colonial, y que desde este nuevo centro partieran varios ejes, uno de ellos hacia Las Delicias [Noreste de Maracay] (...) Por desacuerdos con las autoridades eclesiásticas, la iglesia que cerraría el extremo este de la plaza solo quedó en los planos" (Fleitas, 2003; pp. 279-281).



La prensa ha hecho referencia a una "rehabilitación integral de la plaza Bolívar", con un proyecto "que garantice y respete la concepción original de la obra", a cargo de la Gobernación del estado Aragua y con asesoría de PDVSA- La Estancia y del Instituto del Patrimonio Cultural de Venezuela (Gobernación, 2013). Al decir de Francisco Escobar, ingeniero residente en la rehabilitación, la cooperación de estas instituciones "permitió formar un equipo multidisciplinario para diagnosticar la situación de la plaza y definir un plan de acción. En este sentido, han participado más de 36 profesionales entre antropólogos, restauradores, ingenieros, arquitectos, sociólogos y arqueólogos, que han tratado de llevar a su condición original la infraestructura de la plaza, pese a que se han conseguido con muchas sorpresas, debido a que fue sujeta a otras intervenciones que no cumplieron las normas establecidas" (Glorietas, 2014). Según la referida fuente, fue aprobado para el efecto un monto de 75,6 millones de bolívares (alrededor de US$ 1.450.000, al cambio oficial actual de Bs. 52,10 por dólar, según SICAD) [5].

La intervención incluyó la sustitución de las acometidas de aguas blancas y servidas y de electricidad, la recuperación de faroles, fuentes de agua y bancos, la renovación de caminerías y pisos [colocación de mallas y cambio de 16.000 m2 de baldosas], la restauración de la estatua ecuestre de El Libertador y de las glorietas, la instalación de un sistema de iluminación monumental computarizado (trabajo a cargo de la empresa Altrom C.A.y bajo la responsabilidad de Giancarlo Merlotti, proyectista e inspector de la iluminación), el tratamiento a los árboles y la fauna existentes, paisajismo y jardinería, alcorques [6] y bolardos [7] (Glorietas, op. cit.; Plaza Bolívar, 2014; Corvo, 2014; Guillén, 2014). Paralelamente se llevó a cabo la recuperación de la fachada del antiguo Hotel Jardín [friso y pintura] y la creación del Paseo Carlos Escarrá (en el trayecto de la calle Miranda entre el sitio que ocupó el Club de Deportes hasta la esquina oeste del mencionado hotel, lo que representa unos 300 m. de recorrido).


Vista nocturna, en sentido este-oeste, del Paseo Carlos Escarrá, que corre a lo largo de la fachada principal del antiguo Hotel Jardín. Foto: P.H., 2014.


Respecto de esta rehabilitación integral, Mildred Egui, arquitecta restauradora de PDVSA-La Estancia opina lo siguiente: "Esto es un caso nunca antes visto, inédito en Maracay, porque no se habían hecho trabajos de esta magnitud, de esta forma muy técnica, con muchos profesionales participando, especialistas en cada una de las áreas que tienen que intervenir aquí. Desde el punto de vista de la restauración, que es el área que me corresponde.... se está haciendo un trabajo muy interesante, muy completo, muy serio, muy científico, sobre todo en la parte de la restauración de las glorietas y en la parte de la recuperación y restauración de la estatua, de la imagen de Bolívar" (Telearagua, 2014; Parte 1/3).

Según Jorge Hage, ingeniero asesor de ConstruAragua, la restauración tuvo por objeto "rescatar la majestuosidad original de cada elemento que conforma la plaza. Mirar en detalle cómo fue entregada por el escultor en su momento la estatua ecuestre.... cómo estaban en su momento las luminarias, las glorietas y las fuentes. ¿Cómo llegamos a determinar eso?: básicamente cada especialista hace un estudio previo y tiene una referencia histórica y bibliográfica de todo el acontecer de la plaza" (op. cit.).

El historiador Oldman Botello, cronista oficial de Maracay, informa de dos o tres remodelaciones hechas a la plaza desde que fuera inaugurada en 1930, y en las que se han agregado elementos ajenos al proyecto original de Villanueva. Juan Martínez Gómez, nieto del general Juan Vicente Gómez, añade por su parte que cuando se hizo la avenida Bolívar [mediados de la década de 1960] hubo "cierta remodelación en la plaza.... y se cambió las baldosas" (ídem; Parte 2/3).

Milagros Ochea, arquitecta restauradora de PDVSA-La Estancia, confirma que los pisos no son los originales de 1930: "En una oportunidad hicieron unos trabajos de restauración, cambiaron todos los pisos pero dejaron igual todos los dibujos geométricos en los mismos. Tiene tres colores, de los cuales tú no ves casi los colores; hay muchos que están agrietados, que están rotos" (ibidem, Parte 3/3). Sobre el proceso de rehabilitación correspondiente a los pisos, el ingeniero residente Francisco Escobar indica que se ensayó y se planteó varias formas de restauración de las baldosas existentes: desde el tratamiento superficial de las mismas con productos químicos especiales hasta la sustitución de las agrietadas y rotas por otras nuevas, con lo que surgieron contradicciones en cuanto a la diversidad resultante de colores y datación de materiales.


Detalle del piso renovado, con algunas de las figuras geométricas que lo ornamentan. Foto: P.H., 2015.


Aun cuando la arquitecta Ochea mencionó que se cambiarían de hecho todos los pisos, da sin embargo la impresión de que luego se reconsideró dicha idea, pues se observan, tras la reinauguración de la plaza, baldosas rotas y decoloradas, como si se hubiesen conservado amplias secciones del piso anterior. Sí está claro que se mantuvieron ex profeso los pisos de ambas glorietas (los únicos que se habrían salvado de la eliminación en intervenciones anteriores) y se sustituyeron en tanto por baldosas los ladrillos de arcilla cocida que cubrían la plazoleta alrededor de la estatua ecuestre de Simón Bolívar.


Sección de piso de la plaza que parece haber sido conservado a pesar de su aspecto de deterioro. Foto: P.H., 2015.

Piso al interior de las glorietas, que fueron expresamente conservados por considerarse los únicos que sobrevivieron a la sustitución masiva de baldosas realizadas en la plaza durante intervenciones anteriores. Foto: P.H., 2015.


Las glorietas, ambas de granito travertino rosado liso y poroso, son de planta octogonal y constan de 24 columnas perimetrales de fuste circular y de ocho internas, de fuste poligonal. Los pisos son por su parte de baldosas de 20 x 20 cm y de cemento pintado en rojo, uva o amarillo, dispuestas de manera que conforman la figura de un octágono. Se atribuye a las glorietas capacidad acústica: "Las glorietas... poseen acústica, que es una parte que muchas personas de Maracay no conocen. Aquí anteriormente su fin era hacer presentaciones"... (Mauricio León, restaurador de las glorietas. Telearagua, op. cit.; Parte 1/3). Se ha sugerido asimismo que las formas que estas poseen (así como la presencia en la plaza de otros elementos, entre los cuales ciertas figuras que decoran las luminarias) podrían constituir una sutil referencia a la corriente de pensamiento masónica (Glorietas, op. cit.), hipótesis que sin duda otorga un atractivo adicional a la plaza en cuanto a su significación, y deja abierto un interesante tema de investigación para corroborar (o descartar) dicho supuesto.


Aspecto exterior de la glorieta norte en la década de 1990, intervenida con pintura amarilla y grafitos. Foto col. S. Mendoza, extraída de Macma 1996.


El ingeniero residente Francisco Escobar señaló que las glorietas fueron intervenidas bajo la óptica de llevarlas a su condición original, pero respetando los efectos del paso del tiempo: "se quitaron todas las capas de friso y de graffitis, el trabajo se hizo a mano por expertos en el área, supervisados por funcionarios del Instituto del Patrimonio Cultural de Venezuela, donde solo se pudo usar productos químicos; no podían utilizarse elementos abrasivos, impedían usar lija y piedra de pulir granito... por su condición de tantos años se mantuvo en lo posible lo que los arquitectos llaman máquina del tiempo, que es conservar ciertos aspectos de lo que ha sido su proceso de envejecimiento" (ídem).



Vista exterior de la glorieta sur, ya restaurada y mostrando el color original del granito travertino de que está construida. Foto: P.H., 2015.


Vista de la glorieta sur, iluminada y con presencia de la Guardia Patrimonial. Foto: P.H., 2015.



La estatua ecuestre de El Libertador se alza entre la sección intermedia y la sección este de la plaza y es réplica de la que se encuentra en la Plaza Bolívar de Caracas, ciudad donde fue fundida la estatua maracayera, en los talleres del escultor italiano Emilio Gariboldi (Reinauguran Plaza, 2014; Telearagua, op.cit., Parte 3/3). La restauración de dicha estatua, así como la de su pedestal de mármol, estuvieron a cargo de Luis Felipe Tovar, quien señaló lo siguiente: " La idea de la restauración es que quede todo en su estado original.... para que se preserve en el tiempo lo que nos ha dejado la historia" y "La idea con la restauración es eliminar la pintura que tiene encima.... y volverla [la superficie] a su estado original que es de bronce.... Todo eso son trabajos manuales; no usamos ningún tipo de máquina.... todo se hace como tiene que ser para una restauración completa" (Telearagua, ídem, Partes 2/3 y 3/3, respectivamente).


Vista en sentido sur-norte de la estatua ecuestre de Simón Bolívar. El ladrillo de arcilla cocida del piso de la plazoleta donde se ubica la estatua, colocado en intervenciones anteriores, fue sustituido por baldosas de cemento coloreado en rojo. Foto: P.H., 2015.


En cuanto se refiere a la rehabilitación de las fuentes de agua, hubo sorpresas sobre la marcha. Al respecto Germana Grunert, ingeniera inspectora, señala: "Cuando empezamos la demolición de la primera losa.... nos dimos cuenta de que había otro sobre piso. Empezamos a perforar el segundo sobre piso y nos dimos cuenta de la existencia de un fondo de granito que pareciera ser la pieza original de la fuente de 1930. Esta.... es una pieza completa, que engrana con el tope que es el borde de la fuente. Por lo tanto se detuvo lo que es el trabajo de demolición tal como estaba planteado y se replantea el proceso con una demolición a mano para la recuperación de todo este borde. Este borde estaba cubierto de concreto completamente; había desaparecido.... Se está recuperando lo que es la pieza para entonces ahora tomar las decisiones, en lo que es la parte de restauración, de cuál va a ser el próximo procedimiento a seguir (...) eso era lo que le daba la belleza a la pieza porque es parte de la arquitectura de esa época.... Es obvio que debajo de esta pintura [azul] hay granito; lo que se debió hacer [en las pasadas intervenciones] es restaurar, recuperar, pulir, y no poner pintura de aceite sobre eso. Entonces lo que nosotros queremos hacer es remover todos esos trabajos.... y dejar la pieza original. Va a tener grietas obviamente por el paso histórico y por el tiempo, pero.... nunca fue azul" (ibidem, Parte 3/3).


Aspecto de una de las fuentes pequeñas y del piso antes de la rehabilitación. Foto: P.H., 2011.


Con sus surtidores de agua repotenciados y el  juego de colores en su iluminación (complementada esta última con la denominada "rosa de los vientos" a los pies de la principal), las fuentes de agua ofrecen un hermoso espectáculo, el cual aumentará posiblemente su atractivo con la prometida incorporación de música sincronizada con la iluminación general de la plaza (Guillén, op. cit.; Corvo, op. cit.). Echo sin embargo de menos el antiguo efecto de nebulización de los surtidores en la fuente principal, lo cual le otorgaba elegancia y brindaba una sensación de sosiego.




Imágenes diurna y nocturna de dos de las fuentes de la Plaza Bolívar. En el piso que rodea la fuente principal se divisa parte de la "rosa de los vientos" iluminada. Fotos: P.H. 2015.


Para la iluminación original de la plaza (en 1930) se instalaron 206 postes de luz tipo candelabro (CONAC, 1992), elaborados en Florencia por la Fondería del Pignone, los cuales fueron luego objeto de una paulatina acción vandálica, con la consecuente desaparición parcial o total de algunos de ellos. Sobre la rehabilitación de estos bienes, Antonio Bautista, encargado de dicha labor, señaló que tenía el compromiso de restaurar las lámparas de los postes de una, dos y cinco luces, así como la de fabricar las piezas faltantes tal como fueron diseñadas cuando los postes llegaron a Venezuela (ibidem, Parte 1/3). Conviene advertir que, a primera vista, nada pareciera permitir el claro discernimiento entre los elementos originales y los repuestos recientemente, en contraposición a lo que establecen los principios de la restauración.


Vista de postes tipo candelabros de dos y cinco luces. Foto: P.H., 2015.


La Plaza Bolívar de Maracay cuenta con doce paños de áreas verdes que, en conjunto, suman16.700 metros cuadrados de jardines, ocupados por más de veinte mil plantas de 236 especies (Gobierno Nacional, 2014). La intervención de estas áreas incluyó la evaluación y el tratamiento fitosanitario de cada árbol entonces existente por parte de especialistas de la Facultad de Agronomía de la Universidad Central de Venezuela (Más de 12.000, 2014). Precisa el historiador Oldman Botello, cronista oficial de Maracay, que subsisten apenas dos árboles de la época en que la plaza fue inaugurada: un samán [especie emblemática del estado Aragua] en la esquina noreste de la plaza (esquina de El Pradito) y un cocotero frente a la estatua ecuestre de El Libertador; pero solo el samán existía desde mucho antes de la construcción de la misma (Telearagua, op. cit., Parte 1/3).

El ingeniero residente Francisco Escobar hizo referencia a circunstancias inesperadas durante los trabajos de intervención de los jardines. La prensa así lo reporta: ..."es fundamental cuidar los animales como las iguanas y ardillas; por tal motivo se realizaron evaluaciones para saber cuál es el tipo de planta que se debe sembrar y están probando para buscar las más apropiadas. Explicó que en uno de los paños donde están ubicados los jardines se realizó una siembra de 500 plantas, que fueron devoradas por las iguanas, lo que hizo necesario replantear el tipo de matas y buscar mecanismos para evitar que la vegetación sea comida por la fauna. Destacó que esa situación generó el diseño de un proyecto de colocación de comederos [y bebederos] para que las iguanas tengan un espacio donde alimentarse y que alguna institución se encargue del plan de mantenimiento y cuidado de la flora y fauna" (Más de 12 mil, op.cit.).


Es común observar la tranquila presencia de iguanas en la plaza, algunas de ellas de gran tamaño. Foto: P.H., 2015.


Guillermo Heirbock, arquitecto paisajista, señala por su parte que la plaza cuenta con una vegetación de mucho tiempo atrás y que el postulado primario desde donde parte es respetar dicha vegetación; y añade: "[queremos] que [la plaza] sea un espacio disfrutable por el público y.... con esos dos equilibrios: con un espacio pavimentado y también un gran espacio paralelo que sea.... verde" (Telearagua, op. cit., Partes 1/3 y 3/3).


Vista de uno de los doce paños de áreas verdes recuperadas que conforman la Plaza Bolívar de Maracay. Foto: P.H., 2015.


Es de advertir que durante una visita reciente a la plaza me he enterado acerca de la muerte violenta de algunos ejemplares de iguana. Hasta ahora no se halla razón concreta de estos hechos, pero una de las hipótesis es que pudiera ser debido a la alteración brusca de su ambiente habitual, principalmente a causa del alto volumen de sonido en las actividades recreativas y culturales que allí se llevan a cabo. En todo caso, conviene precisar el origen del fenómeno y aplicar los correctivos pertinentes.

El remozamiento de la fachada principal del antiguo Hotel Jardín, consistente más que todo en trabajos de frisado y pintura junto con iluminación monumental, fue posiblemente una actividad marginal dentro del proyecto de rehabilitación de la plaza, a objeto de que sirviera solo de escenario adecuado tanto al costado sur de la plaza como al recién estrenado Paseo Carlos Escarrá aledaño. El gobernador de Aragua, Tarek El Aissami, anunció la intención de recuperar la edificación para su uso original como hotel, razón por la cual las dependencias gubernamentales que allí funcionan serían mudadas a otra sede (Gobierno Nacional, op. cit.; Rodríguez, 2014).


Vista parcial de la fachada principal del antiguo Hotel Jardín, recientemente remozada. Foto: P.H., 2015.


En su momento, la prensa reportó el entusiasmo de los ciudadanos consultados con relación a los trabajos de rehabilitación de la plaza y de otros espacios públicos de Maracay, destacando la opinión de algunos respecto de la necesidad de aligerar dichos trabajos y de garantizar la seguridad y el desarrollo de actividades culturales que propicien la recreación familiar (Ontiveros, 2013). Estas aspiraciones parecen haber sido satisfechas con la presencia constante de guardias patrimoniales, desplegados en grupos a todo lo largo de la plaza, y mostrando hasta la fecha una atención esmerada tanto a los visitantes como al resguardo de los espacios y bienes recuperados. Así mismo, con la frecuente programación de actividades culturales y recreativas variadas, la cual ha incluido desde el pasado mes de diciembre la audición de música clásica, popular y tradicional, cine al aire libre, marionetas, espectáculos infantiles y manifestaciones folclóricas y religiosas (Invierten 200 millones, 2014; Jóvenes artistas, 2015; Cerca de 800 personas, 2015; Proyectan películas, 2015; Lara, 2015; Celebrada noche, 2015).


Noche de boleros en la celebración del 14 de febrero, día del amor y la amistad. Foto extraída de El Aragüeño (15-02-2015).


Para bien o para mal, y debido a su ubicación todavía distanciada del centro de la ciudad, la plaza Bolívar no es paso obligado del tráfago cotidiano, lo que le otorga valor como sitio ideal para el solaz, aunque también la torna vulnerable frente a la inseguridad y el vandalismo. Se hace por tanto imprescindible incentivar su apropiación por parte de la ciudadanía garantizando un servicio continuo de seguridad, y manteniendo su atractivo mediante la preservación de los bienes culturales existentes y la programación frecuente de actividades adecuadas de esparcimiento.



El tranquilo disfrute de los espacios de la plaza es ahora posible gracias a la presencia de la Guardia Patrimonial. Foto: P.H., 2015.


De algún modo la intención al respecto ha estado en la mente de quienes han participado en la rehabilitación de la plaza , e incluso de los propios visitantes: ..."el músico maracayero Sergio Blanco.... agregó que solo haría falta hacer un llamado a la población para que se encargue de su cuidado [de la plaza]" (VTV/GBA, 2014). "La expectativa es de alguna manera dejar esto [la plaza] abierto, y vamos a un proceso de información extendida hacia los colegios, hacia los medios, hacia los colectivos, para que de alguna manera comience a sentirse de qué se trata lo de la plaza" (Ingeniero Jorge Hage/ Telearagua, op. cit., Parte 3/3); ..." Eso es lo que debe quedar con los aragüeños, con los maracayeros: que la Plaza Bolívar, una vez rehabilitada, es un espacio de pertenencia a cada ciudadano y debe ser resguardado, debe haber preservación, y a la vez disfrutarla (Ingeniero Guillermo Rodríguez/ op. cit.); ..."Yo le digo a la gente que hay una frase de la sabiduría popular muy sabia.... que dice: 'nadie cuida lo que no quiere y nadie quiere lo que no conoce'. Entonces hay que conocer lo que tenemos para apreciarlo, valorarlo, y después la conservación sale natural, es espontánea, porque se reconocen los valores. Entonces, yo lo que haría es invitar a la gente a que conozca verdaderamente a profundidad lo que es esta plaza, lo que significa cada uno de esos elementos, y los conozca para que los valore, y después la conservación va a ser natural, la gente la va a respetar espontáneamente (Arquitecta Mildred Egui/ ídem.).

He aquí el reconocimiento de la identidad y el sentido de pertenencia como factores fundamentales para la salvaguarda del patrimonio cultural.    


NOTAS:
[1] Cuando se anunció el inicio de los trabajos, en noviembre de 2013, se estimó un lapso de seis meses para la ejecución de la obra "debido a lo delicado de los trabajos, sobre todo en las baldosas artesanales en los pisos que por su diseño tienen un rendimiento de 300 metros lineales por semana" (Gobernación, 2013); sin embargo, debieron transcurrir trece meses para la entrega parcial (95% de avance) de la plaza renovada, aduciendo retrasos en la llegada de material para la cobertura de los pisos, cambios meteorológicos y adición de nuevos proyectos (Guillén, 2014), con la promesa de culminar los trabajos en enero de 2015 (Corvo, 2014).

[2] Para el día de la reinauguración de la plaza (29 de diciembre de 2014), se contó "con un contingente de la Policía de Aragua, que junto a más de 40 milicianos serán parte de la Guardia Patrimonial", según declarara el comisario Alexis Lamas, director de la Guardia Patrimonial de Aragua. Señaló asimismo el comisario Lamas que quienes forman parte de esta guardia "se formaron durante un mes en áreas de patrimonio histórico, relaciones públicas, derechos humanos y medio ambiente, entre otras" (Corvo, 2014).

[3] En La Guaira (estado Vargas) se construye en la actualidad una plaza dedicada a El Libertador, la cual habría de desplazar del primer lugar en tamaño a la plaza maracayera: "Esta obra... cuenta con una inversión de 145 millones de bolívares, posee 60% de avance y engalanará parte de la costa este de Vargas, estado que será referencia internacional por tener la Plaza Bolívar más grande de América Latina. (...) Dentro del lugar habrá un restaurante de 1.220 metros cuadrados y una pantalla con caída de agua de 11 metros de altura por 32 metros de largo (...) Se construye en un área de 30 mil metros cuadrados de terrenos ganados al mar, y actualmente están terminando la colocación del concreto armado en el mirador, mientras que en la plaza central continúan las labores de ornato, el vaciado de los pisos y el levantamiento de vigas y columnas para la instalación del techo del restaurante" (AVN, 2014).

[4] El Club de Deportes fue derribado en una de las intervenciones que ha padecido el conjunto arquitectónico de la Plaza Bolívar a lo largo de su historia; con ello el proyecto original de esta plaza quedó lesionado de manera irreversible.

[5] Solo uno de los medios consultados señala un monto de inversión bastante más elevado, aun cuando dicho medio pareciera tener como fuente de información a la propia Gobernación de Aragua (ver Invierten 200 millones, 2014).

[6]
Hoyo que se hace al pie de las plantas para detener el agua en los riegos.

[7] Especie de gancho metálico utilizado para el amarre de embarcaciones o de elementos de infraestructura.



FUENTES:

Asociación Venezolana de Noticias-AVN. (2014, Noviembre 20). En La Guaira se construye la  Plaza Bolívar más grande de Latinoamérica. Aporrea.org [Sitio Web de noticias]. Disponible: http://aporrea.org/actualidad/n261027.html

Celebrada noche de boleros en la Plaza Bolívar de Maracay. (2015, Febrero 15). El Aragüeño [Versión digital]. Disponible: http://www.prensaescrita.com/adiario.php?codigo=AME&pagina=http://www.elaragueno.com.ve

Cerca de 800 personas disfrutaron del cine venezolano en la Plaza Bolívar de Maracay. (2015, Febrero 01). hoyvenezuela.info [Sitio Web de noticias]. Disponible: http://hoyvenezuela.info/cerca-de-800-personas-disfrutaron-del-cine-venezolano-en-la-plaza-bolivar/

Consejo Nacional de la Cultura- CONAC. (1992). Inventario del Patrimonio Cultural: Bienes inmuebles: Aragua. Caracas: Autor.

Corvo, J. (2014, Diciembre 28). Plaza Bolívar de Maracay lucirá todo su esplendor. El Aragüeño [Versión digital]. Disponible: http://elaragueno.com.ve/plaza-bolivar-de-maracay-lucira-todo-su-esplendor/ 

Fleitas, G. (2003). Cristina Gómez, maracayera. Villa de Cura: Gobernación de Aragua.

Glorietas de la Plaza Bolívar retomaron su condición original. (2014, Octubre 28). El Aragüeño [Versión digital]. Disponible: http://www.prensaescrita.com/adiario.php?codigo=AME&pagina=http://www.elaragueno.com.ve

Gobernación de Aragua y PDVSA trabajan en la rehabilitación de la Plaza Bolívar de Maracay. (2013, Noviembre 14). El Aragüeño [Versión digital]. Disponible: http://www.prensaescrita.com/adiario.php?codigo=AME&pagina=http://www.elaragueno.com.ve

Gobierno Nacional reinauguró Plaza Bolívar de Maracay. (2014, Diciembre 29). Primicias24.com [Sitio Web de noticias]. Disponible: http://www.primicias24.com/nacionales/gobierno-nacional-reinauguro-plaza-bolivar-de-maracay/.

Guillén, E. (2014, Diciembre 17). Plaza Bolívar de Maracay será reinaugurada el 29 de diciembre. El Universal [Versión digital]. Disponible: http://www.eluniversal.com/nacional-y-politica/141217/plaza-bolivar-de-maracay-sera-reinaugurada-el-29-de-diciembre

Invierten 200 millones de bolívares para reinaugurar la Plaza Bolívar de Maracay. (2014, Diciembre 29). Noticias24.com [Sitio Web de noticias). Disponible: http://www.noticias24.com/venezuela/noticia/269048/reinauguran-la-plaza-bolivar-de-maracay-con-una-inversion-de-200-millones-de-bolivares/

Jóvenes artistas tomarán la Plaza Bolívar de Maracay. (2015, Enero 21). El Aragüeño [Versión digital]. Disponible: http://www.prensaescrita.com/adiario.php?codigo=AME&pagina=http://www.elaragueno.com.ve

Lara, M. (2015, Febrero 12). Aragua ofrece diversas opciones para disfrutar de estos carnavales. El Aragüeño [Versión Digital]. Disponible: http://www.prensaescrita.com/adiario.php?codigo=AME&pagina=http://www.elaragueno.com.ve

Más de 12 mil metros cuadrados de jardines han recuperado en la Plaza Bolívar. (2014, Octubre 21). El Aragüeño [Versión digital]. Disponible: http://www.prensaescrita.com/adiario.php?codigo=AME&pagina=http://www.elaragueno.com.ve                                                          

Museo de Arte Contemporáneo de Maracay Mario Abreu-MACMA. (1996). Maracay: Espacio y Memoria. Maracay: CONAC y Gobierno de Aragua.

Ontiveros, J. (2013, Diciembre 14). Rehabilitación en espacios públicos llenan de entusiasmo a los maracayeros. El Aragüeño [Versión digital]. Disponible: http://www.prensaescrita.com/adiario.php?codigo=AME&pagina=http://www.elaragueno.com.ve

Plaza Bolívar quedará "pepita". (2014, Septiembre 19). El Aragüeño [Versión digital]. Disponible: http://www.prensaescrita.com/adiario.php?codigo=AME&pagina=http://www.elaragueno. com.ve

Polito, L. (2004). La arquitectura en Venezuela. Caracas: Fundación Bigott.

Proyectan películas nacionales en la Plaza Bolívar de Maracay. (2015, Enero 30). El Aragüeño [Versión digital] Disponible: http://www.prensaescrita.com/adiario.php?codigo=AME&pagina=http://www.elaragueno.com.ve

Reinauguran Plaza Bolívar de Maracay. (2014, Diciembre 29). Globovisión [Versión digital]. Disponible: http://globovision.com/reinauguran-plaza-bolivar-de-maracay/

Rodríguez, Y. (2014, Noviembre 12). Plaza Bolívar lista para el 17 de diciembre. El Aragüeño [Versión digital]. Disponible: http://www.prensaescrita.com/adiario.php?codigo=AME&pagina=http://www.elaragueno.com.ve

Televén. (2014). La monumental Plaza Bolívar de Maracay. Documental: Parte 1 (9:25 min.), Parte 2 (6:49 min.) y Parte 3 (9:59 min.). Disponible: http://canaldenoticias.com.ve/index.php/noticias-venezuela/item/9489-la-monumental-plaza-bolivar-de-maracay-video-documental-hd

VTV/Gobernación Bolivariana de Aragua-GBA. (2014, Diciembre 29). Aragüeños alegres con inauguración de Plaza Bolívar y bulevar Carlos Escarrá. Disponible: http://www.vtv.gob.ve/articulos/2014/12/29/araguenos-alegres-con-inauguracion-de-plaza-bolivar-y-bulevar-carlos-escarra-fotos-9574.html


ACTUALIZACIÓN INFORMATIVA

Castillo, M. de los A. (2016, Enero 08). Plaza Bolívar de Maracay colmada de alegría y color. El Aragüeño [Versión digital]. Disponible: http://elaragueno.com.ve/plaza-bolivar-de-maracay-colmada-de-alegria-y-color/

Foto: El Aragüeño, 08 de febrero de 2016.

Guardia patrimonial conmemoró su primer aniversario. (2015, Diciembre 30). El Aragüeño [Versión digital]. Disponible: http://elaragueno.com.ve/guardia-patrimonial-conmemoro-su-primer-aniversario/


Foto: El Aragüeño, 30 de diciembre de 2015.

Más de 100 orquídeas fueron implantadas en la Plaza Bolívar. (2015, Octubre 22). El Aragüeño [Versión digital]. Disponible: http://elaragueno.com.ve/mas-de-100-orquideas-fueron-implantadas-en-la-plaza-bolivar/

Noriega, J. (2016, Septiembre 23). Fundaragua adelanta trabajos de embellecimiento en la ARC [Trabajos en la Plaza Bolívar de Maracay]. CiudadMcy [Versión digital]. Disponible: http://ciudadmcy.info.ve/index.php/aragua-2?start=4

Parques Santos Michelena y Codazzi reabrirán el primer semestre de 2017. (2016, Diciembre 13). El Aragüeño [Versión digital]. Disponible: http://elaragueno.com.ve/region/parque-santos-michelena-y-codazzi-reabriran-el-primer-semestre-de-2017/

Pueblo aragüeño pide reapertura de Plaza Tacarigua. (2016, Diciembre 14). El Aragüeño [Versión digital]. Disponible: http://elaragueno.com.ve/region/pueblo-aragueno-pide-reapertura-de-plaza-tacarigua/ :

"La Plaza Los Tacarigua [sic] se inspira en las manifestaciones culturales de los pueblos aborígenes de la cuenca del Lago y de Latinoamérica, las cuales “se encuentran aquí representadas en las esculturas, fuentes, asientos y macetas, así como en las luminarias, cuyos pilares que recrean pintaderas  se asientan en míticas figuras zoomorfas y se encuentran coronados con pantallas hexagonales en hierro forjado y teselas de vidrio de colores diversos”, apuntó [Félix Alvarado Crass, presidente del Movimiento Ambientalista Pro-Lago del estado Aragua]. Recordó que su construcción fue ordenada según gaceta oficial Nro  33.634 del 09 de Enero de 1987, quedando declarada  Monumento Histórico y Artístico de la Nación". (El Aragüeño, 14-12-2016).


Plaza Bolívar de Maracay cumple un año de reinaugurada. (2015, Diciembre 29). Correo del Orinoco [Versión digital]. Disponible: http://www.correodelorinoco.gob.ve/regiones/plaza-bolivar-maracay-cumple-un-ano-reinaugurada/

Foto: Correo del Orinoco, 29 de diciembre de 2015.

lunes, 9 de febrero de 2015

El humor monumental de Zapata en Maracay


Pedro León Zapata (1929-2015). Foto extraída de Panorama y Aporrea.com 2015.


El pasado viernes 6 de febrero de 2015 falleció en Caracas, apenas contando 85 años de edad, el artista plástico venezolano Pedro León Zapata (nacido en La Grita, estado Táchira, el 27 de febrero de 1929).

Y digo apenas, porque ZAPATA, como acostumbrábamos llamarle quienes desde hace un montón de años le seguíamos con amor o con desagrado -pero siempre con respeto y admiración por su trabajo creativo- tenía, como ocurre siempre con las personas de genio, todavía mucho y de calidad para mostrarnos.

Su obra como caricaturista le marcó para siempre como a los actores que encarnan un personaje inolvidable: se necesita talento del bueno para no terminar marchito por la posesión "vampírica" de aquello que les ha otorgado fama. Cincuenta años de vigencia de ZAPATAZOS -el espacio que inició el 21 de enero de 1965 en la página de opinión del diario El Nacional de Venezuela y que recién culmina con su desaparición física- demuestran que sobre su cuello campeó una poderosa ristra de aptitud e inteligencia que lo preservó para mantenerse vitalmente activo y siempre en el centro de interés de sus diversos seguidores, y para merecer un puesto indiscutible entre lo más granado del periodismo gráfico en el país. Además de otros reconocimientos significativos, Zapata recibió el Premio Nacional de Periodismo en 1967 y el Premio Nacional de Artes Plásticas en 1980.

El veleidoso camino que eligió para llevar a cabo su trabajo, retratar el país a través de sus ilustraciones (El Periodiquito, 2015), le ganó, según las circunstancias, complacencias y animadversiones. Y es que en el campo de la política la exclusividad de postura es cláusula fundamental en el contrato afectivo. Tan solo como muestra, estos dos botones que difícilmente combinan en el mismo traje:

http://www.codigovenezuela.com/2015/02/destacados/perfil-de-zapata-ilustre-y-desconocido

http://www.aporrea.org/actualidad/a9264.html    

En México se interesó en las técnicas de los muralistas, forma de expresión de la que se hace especial mención una obra de su autoría en Caracas, realizada en 1999 y titulada "Conductores de Venezuela", la cual abarca una superficie de 150 metros de largo por 11,5 metros de alto, está compuesta por 40.000 losas de 20x20 cm. y cubre el muro de contención del límite norte de la ciudad universitaria (Pedro León Zapata, 2015; El Periodiquito, op.cit.). Se hace asimismo referencia a otra obra del género en la Facultad de Arquitectura de la Universidad de Los Andes en Mérida (Ramos, 2015).

Maracay ostentó por poco tiempo otro mural suyo, en el marco del 26 Salón Nacional de Arte Aragua (2001), cuando en ocasión del tricentenario de la ciudad varios artistas fueron invitados a intervenir edificaciones emblemáticas de la misma, correspondiendo a Zapata el circo de toros de Maracay "Maestranza César Girón", Monumento Histórico Nacional declarado en Gaceta Oficial de Venezuela Nº 35.441, del 15 de abril de 1994.


Fachada norte del circo de toros de Maracay "Maestranza César Girón". En el extremo derecho de la imagen se divisa el inicio del largo muro que fuera intervenido en 2000 con la obra de Zapata. Foto: P.H., 2001.


Con medidas aproximadas de 24 metros de largo por 4 metros de alto, la obra se desarrolló sobre la pared sur del patio de caballos y, aparte de abordar el personaje "General Juan Vicente Gómez", tan recurrente en su trabajo, presentaba la singularidad de emplear una combinación de materiales pictóricos y metálicos, y de lograr un efecto tridimensional a través de la disposición de elementos sobrepuestos y separados de la superficie del muro. Lamentablemente, y por razones de índole legal respecto de las intervenciones sobre monumentos históricos, el mural fue concebido con carácter efímero. En estas circunstancias, y acaso como consuelo de tontos, usualmente y por fortuna queda la imagen como único testimonio del hecho.




Vistas generales de la desaparecida obra mural de Zapata sobre la pared sur del patio de caballo del circo de toros de Maracay "Maestranza César Girón". Foto: P.H., 2001. 



FUENTES

Panorama y Aporrea.com. (2015, Febrero 06). Murió el caricaturista Pedro León Zapata. Disponible: http://www.aporrea.org/actualidad/n264805.html

Pedro León Zapata. Disponible: http://es.wikipedia.org/wiki/Pedro_Le%C3%B3n_Zapata

Ramos F., G. (2015, Febrero 6). ¡Vaya y venga, Maestro! Disponible:  

Rinden homenaje a Pedro León Zapata con trazos y colores. (2015, Febrero 07). El Periodiquito (Versión digital). Disponible: http://www.elperiodiquito.com/article/187146/Rinden-homenaje-a-Pedro-Leon-Zapata-con-trazos-y-colores

viernes, 6 de febrero de 2015

Construir destruyendo: la lógica extraña de un desarrollo urbanístico






"El día en que lo iban a matar, Santiago Nasar se levantó a las 5.30 de la mañana para esperar el buque en que llegaba el obispo. Había soñado que atravesaba un bosque de higuerones donde caía una llovizna tierna, y por un instante fue feliz en el sueño, pero al despertar se sintió por completo salpicado de cagada de pájaros".


El famoso párrafo que inaugura la crónica de García Márquez vino a mi memoria en la mañana en que divisé a lo lejos un zarpazo insólito sobre la vertiente oeste de la colina de La Trinidad. De repente entendí entonces la salpicada premonitoria contra Santiago Nasar. Al igual que él en el momento que le fuera designado, este sitio emblemático para el municipio Mario Briceño Iragorry (tal como es, pongamos por caso, el Calvario para los caraqueños) está siendo destazado. Dicha agresión tiene como justificativo la provisión inmediata de 200.000 m3 de material de relleno para un desarrollo habitacional de la Misión Vivienda a las faldas de la colina, y sobre tierras que, de paso, son de calidad y tradición agrícolas.

Pero digamos que no es este el lugar para recordar sobre la necesidad patente de reducir al máximo la dependencia de las importaciones a fin de satisfacer nuestra demanda de consumo de alimentos. Solo constato que, al respecto, nada ha cambiado en cuanto a la fuerza decisiva (y al parecer inevitable) de la presión urbana. La cuerda suele romperse por lo más delgado: la necesidad de techo para una población que crece sin solución de continuidad (siete mil millones somos ya, grosso modo y desde hace rato, sobre este maltrecho planeta), obliga a correr la arruga del requerimiento perentorio de alimentos, cuya producción a nivel mundial -se viene advirtiendo, y también desde hace rato- no alcanza ya para tantos. ¡A producir en otro lado, y sobre tierras más lejanas, que la ciudad abulta de cintura!: nos hemos acostumbrado (y resignado) a esta realidad tan comprometedora para la seguridad alimentaria, y que en estos tiempos campea todavía con fuerza en Venezuela, ahora por razones imperativas de índole social.

Pero si en esta cuerda del crecimiento urbano desproporcionado las tierras de vocación agrícola se descartan en perjuicio del alimento corporal, ¿qué queda en su delgadez para el patrimonio cultural, sutilísimo alimento del espíritu?      

Sobre el asunto específico de la colina de La Trinidad, puede leerse la entrada a este blog del 20 de agosto de 2011. Esta entrada es la tercera de siete sucesivas agrupadas bajo el título "La Casona de La Trinidad: epicentro patrimonial marobricense", las cuales fueron subidas entre el 26 de marzo y el 13 de abril de 2011 luego del desplome del techo y del muro norte de la casona de La Trinidad (Monumento Histórico Nacional declarado en G.O.V. Nº 34.630, del 8 de enero de 1991), a consecuencia de las explosiones de CAVIM, sobre lo cual informa otra entrada, con fecha 12 de febrero de 2011. Creo en consecuencia que no se hace necesario agregar más argumentos sobre la validez de la colina como parte fundamental de todo el complejo patrimonial que se asienta en ella y que le rodea.

Por su significación cultural intangible este sitio fue expresamente incluido en el Primer Censo del Patrimonio Cultural Venezolano (IPC 2006, pp. 59-60), razón por la cual forma parte del Registro General del Patrimonio Cultural y se encuentra por tanto amparado por la Providencia Administrativa Nº 012/05 (30 de junio de 2005), cuyo artículo 21 reza lo siguiente:

"Toda intervención de los bienes culturales inscritos en el Registro General del Patrimonio Cultural que pudiera afectar los valores que motivaron su inclusión en el mismo, deberá ser previamente autorizado por el Instituto del Patrimonio Cultural [IPC]. Las solicitudes de autorización a ser expedida por el IPC, deberán estar acompañadas del respèctivo proyecto de intervención, elaborado por un profesional debidamente capacitado para ello"...

El artículo 24, dictamina por su parte que:

"A los fines de la protección de los bienes inscritos en el Registro General del Patrimonio Cultural, el IPC podrá tramitar procedimientos administrativos a los fines de determinar la responsabilidad administrativa de los infractores de la Ley de Protección y Defensa del Patrimonio Cultural, en el curso de los cuales podrá dictar las medidas anticipativas que considere necesarias para evitar posibles daños irreparables a los bienes registrados".

La intervención de este bien cultural va además a contrapelo del artículo 99 de la Constitución Nacional, que dice que "los valores de la cultura constituyen un bien irrenunciable del pueblo venezolano y un derecho fundamental que el Estado fomentará y garantizará, procurando las condiciones, instrumentos legales, medios y presupuestos necesarios"...

La agresión que ha venido sufriendo la colina (por comisión o por omisión) representa un fuerte impacto negativo desde el punto de vista simbólico, así como un mensaje poderoso sobre el inconsciente colectivo: el de que en la Constitución parece haber derechos que prevalecen sobre otros dependiendo de las circunstancias.

El artículo 82 de nuestra Carta Magna dice en tanto que "Toda persona tiene derecho a una vivienda adecuada, segura, cómoda, higiénicas, con servicios básicos esenciales que incluyan un hábitat que humanice las relaciones familiares, vecinales y comunitarias"...

Siento que la urgencia con que se realizan las actuaciones de los organismos competentes y sus autoridades para reducir los ingentes problemas de la población tradicionalmente excluida va en detrimento de la planificación y la convivencia de las cosas. Nada más puede explicar esta evidente contradicción constitucional: destruir un bien cultural para construir un bien social. La cosa cultural y la cosa social no tienen por qué someterse a un continuo enfrentamiento excluyente: las dos son fundamentales e imprescindibles, y con voluntad y buen juicio políticos siempre es posible lograr su convivencia. Abogo por tanto por el respeto, la salvaguarda y la conciliación entre ambas.

Espero que se encuentre un equilibrio satisfactorio en la solución de esta preocupante desavenencia antes de que se concrete "el posible daño irreparable sobre el bien registrado" que da sentido al artículo 24 de la ya mencionada Providencia Administrativa Nº 12/05.
 


FUENTES

Constitución de la República Bolivariana de Venezuela. (1999).

Instituto del Patrimonio Cultural-IPC. (2006). Catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano: Región Centro Oriente: Estado Aragua: Municipios Mario Briceño Iragorry y Ocumare de La Costa de Oro: AR 08-18. Caracas: Autor. Disponible:
http://issuu.com/fondoeditorialbolivariano/docs/mario_brice_o_iragorry_-_ocumare_de_la_costa_de_or/4


ACTUALIZACIÓN INFORMATIVA

Cesarini, D. (2017, Enero 25). Cien hectareas de tierras de la EPA declaradas Territorio de Alimentos. El Aragüeño [Versión digital]. Disponible: http://elaragueno.com.ve/region/cien-hectareas-de-tierras-de-la-epa-declaradas-territorio-de-alimentos/
..." Enfatizó el representante de la Reserva Activa en la entidad [general Ramón Viña] que dicho predio está en capacidad de garantizar la producción de proteína animal y vegetal a los habitantes [del municipio] Mariño. Por su parte, Enma Ortega, secretaria agraria de la Gobernación de Aragua, señaló que el ahora Territorio de Alimentos se caracteriza por ser un suelo plano arable bajo riesgo, características que posee sólo el 2 por ciento de las tierras a nivel nacional. Para complementar la información el Mayor Luis Manuel Jatar, presidente nacional de la Fundación Bolivariana de la Reserva Activa, indicó que esta medida responde a un programa nacional que busca reimpulsar la producción (...) Destacó Julio Dorta [¿trabajador de la EPA?] que el ente rector de la Escuela Práctica de Agricultura La Providencia [EPA] es el Inces, instancia que ha referido no tener conocimiento del proyecto que está próximo a iniciarse". (texto extraído de El Aragüeño, 25-01-2015).