Follow by Email

domingo, 11 de octubre de 2009

Atanasio Girardot en Maracay. Visita póstuma y definitiva (segunda y última parte)


Pedro G. Hernández S.


Esta necesidad perentoria[1] ha sido entendida por la Municipalidad de Montreal en la provincia canadiense de Québec, que desde 1995 adelanta un ambicioso plan de recuperación del centro histórico,[2] el cual ha obtenido reconocimiento internacional. Orientado al rescate del patrimonio de Montreal, así como de su alma y personalidad, el desarrollo de este plan ha motivado un resurgimiento espectacular de la ciudad. Dicho plan se basa fundamentalmente en la revalorización y el reacondicionamiento coherentes de sus antiguas edificaciones, así como en el reordenamiento y normalización de las más recientes.[3] Los programas llevados a cabo se han traducido en el rescate del sentido de pertenencia y en el consecuente cambio de actitud ciudadana, lo que ha generado a su vez un incremento sustancial del turismo. El repoblamiento y la animación permanente del casco central son productos de acciones combinadas hacia la colectividad y sobre los inmuebles y espacios públicos vecinos, donde, además de la concertación, juega un papel fundamental el estado de las calles y aceras, de las plazas, del alumbrado público y del mobiliario urbano.


Edificio Cuvillier-Ostell, en el cruce de las calles Notre-Dame y Saint-Laurent de Montreal. Este inmueble reagrupa oficinas y locales comerciales y es un ejemplo de revalorización inmobiliaria basada en el respeto a las edificaciones de interés patrimonial.

Un caso sin duda más cercano a nuestro modo de ser es el de la capital de España, cuya Municipalidad desarrolla sin prisa pero sin pausa el Plan de Áreas de Rehabilitación Preferente y los Programas de Adecuación Arquitectónica, fundamentados en el respeto y la dignificación de los espacios urbanos tradicionales.[4] En torno al eslogan “Entre todos rehabilitamos Madrid” se ha logrado una exitosa interacción entre los organismos públicos, la comunidad organizada, los comerciantes, los pequeños y medianos empresarios, las entidades financieras y las asociaciones de profesionales. Son cinco las directrices generales de la rehabilitación: primero, la preferencia peatonal para favorecer la percepción, apropiación y disfrute de la ciudad como elementos claves en el sentimiento de arraigo de sus habitantes, donde el ensanchamiento de las aceras y la creación de zonas de descanso y espera son espacios ganados al tráfico vehicular y no a las edificaciones y áreas verdes; segundo, la mejora medioambiental a través de la creación y el cuidado de áreas verdes y de la limpieza y el orden de las calles a fin de aminorar el impacto del clima y del tráfago característico de los centros urbanos; tercero, la mejora del alumbrado y del mobiliario urbano para favorecer la seguridad y el esparcimiento; cuarto, la renovación o mejora de las redes y acometidas de los servicios básicos de agua, electricidad, gas y teléfono, y quinto, la integración de las bellas artes para la sensibilización ciudadana como aliada eficaz en la atracción y arraigo de lugareños y visitantes de las áreas rehabilitadas.



Calle de Manuela Malasaña en Madrid, antes y después de su intervnción. La ampliación de las aceras y la incorporación de áreas verdes han prevalecido sobre los espacios de circulación vehicular gracias al ordenamiento de la movilidad y a un transporte público organizado y eficiente.

En Maracay, justo es decirlo, no han faltado esfuerzos similares por parte de la Alcaldía de Girardot. Se agradece al ciudadano Alcalde, Coronel (Ej.) Humberto Prieto,[5] haber dado continuidad a la revalorización de la emblemática avenida Las Delicias, puerta de lujo al Parque Nacional Henri Pittier -el primero declarado en el país- y espectacular inicio del trayecto que conduce al mágico espacio de Choroní y Puerto Colombia.


Paseo Las Delicias, desarrollado en la isla central de la avenida Las Delicias.


También se le agradece haber acometido el rescate de la avenida Mérida, mediante el cual se restablece la vinculación con el Lago de Valencia - antes llamado Laguna de Tacarigua-, tan maracayera y por tanto tiempo ignorada por nosotros mismos.

Paseo en la isla central de la avenida Mérida.

Se le agradece en fin la reciente remodelación de esta plaza, donde la figura de Atanasio Girardot ocupa ahora el puesto que le correspondía desde 1881.


Es preciso sin embargo dar organicidad a este esfuerzo de dignificación urbana a través de un plan debidamente meditado y diseñado que se traduzca en el rescate y fortalecimiento de la identidad y del sentido de pertenencia, factores fundamentales para lograr la corresponsabilidad ciudadana que consagra nuestra Constitución en el logro de la unidad vital de la ciudad, hace tiempo perdida, y en su recuperación como escenario de convivencia.

Madrid inició su renovación, de manera simultánea, en tres áreas de rehabilitación prioritarias. Maracay podría comenzar en una, justo a partir de esta plaza ya recuperada, con la revalorización de sus cuatro costados, y donde la reactivación -con las revisiones pertinentes- del proyecto de renovación urbana [6] iniciado en la década de 1970, y detenido luego de la construcción del Parque Bicentenario, permita la integración a la vida urbana tanto del cerro El Calvario como de la Casa de Doña Dolores Amelia, que padece ya el implacable proceso de abandono tras el cual desaparecen en todo el país muchos bienes patrimoniales. [7] 


Bosquejo de integación visual y espacial del cerro El Calvario, la Casa de Doña Dolores Amelia, el Parque Bicentenario y la Plaza Girardot.

Hacia el sur, el uso inminente de los Telares de Maracay para la actividad comercial y de La Ganadera para la actividad artística,[8] señala el camino hacia la revalorización de la calle Ricaurte como medio conectivo de ambas edificaciones. En dicha calle se concentran interesantes elementos arquitectónicos y urbanísticos como la Logia Sol de Aragua N° 96, el conjunto residencial de los ingenieros de los telares, conocido como Barrio Catalán,[9] y numerosos ejemplos de casas republicanas y de galpones industriales.







De arriba a abajo: Telares de Maracay (avance de su actual intervención), en calle Mariño sur; sede del MACMA en La Ganadera (avenida Constitución con Calle Carabobo); Barrio Catalán (calles Ricaurte y Soublette); Logia Sol de Aragua N° 96 (calle Ricaurte); galpones industriales (calle Ricaurte cruce con calle Carabobo).

El enemigo silencioso -como la hipertensión en los humanos- es el tráfico automotor, o tal vez las medidas que procuran en vano su solución y que casi siempre terminan con el ensanchamiento de las vías de circulación vehicular en perjuicio de áreas verdes y edificaciones. Un moderno y efectivo sistema de transporte público se hace por tanto imprescindible.

Choroní [10] y Puerto Colombia[11] poseen sendas disposiciones legales y regulaciones que favorecen la salvaguarda y el uso adecuado de sus bienes patrimoniales. Maracay, que a principios del siglo XX dictó pautas de arquitectura y urbanismo, precisa con urgencia un catálogo razonado de los sitios y edificaciones de esa época, a fin de facilitar su protección y puesta en valor en forma conveniente tanto para sus propietarios como para los habitantes de la ciudad.



Vista de Choroní.


El corazón de Girardot pasó rumbo al monumento caraqueño donde finalmente reposaría. ¿Por qué no hacer de la capital del municipio que lleva su nombre un monumento vivo y alegre a su memoria? Cambiemos desde ahora la visión luctuosa de esta fecha por una de esperanza en lo posible, la esperanza de lograr y merecer la ciudad que queremos, en honor al prócer y en beneficio de nuestra calidad de vida.

Ciudadanas, ciudadanos, muchas gracias.


NOTAS

[1] La Municipalidad de Montreal sintió mucho antes esa misma necesidad de ordenar y presentar en forma agradable su “registro urbano” -vale decir el legado patrimonial tangible e intangible de la ciudad-, y actuó en consecuencia. El resultado de esta actuación ha sido el exitoso plan de recuperación de su centro histórico. Lo mismo puede decirse respecto de la Municipalidad de Madrid. N.P.A.


[2] Service de l’urbanisme. (1996). Les orientations de développement pour le Vieux-Montréal 1995-2005. Ville de Montreal: Service de l’urbanisme.

[3] Todas estas acciones son llevadas a cabo por la Sociedad de Desarrollo de Montreal (SDM), surgida de la fusión de tres sociedades paramunicipales: Sociedad de Desarrollo Industrial de Montreal (SODIM), Sociedad de Vivienda y de Desarrollo de Montreal (SHDM) y Sociedad Inmobiliaria del patrimonio arquitectónico de Montreal (SIMPA). En términos generales, esta nueva sociedad paramunicipal es responsable de la rehabilitación, de la administración y de la compra-venta de sus propiedades inmuebles con fines residenciales, comerciales o industriales, así como de la promoción y puesta en valor del centro histórico de Montreal (Vieux-Montréal). N.P.A.


[4] Empresa Municipal de la Vivienda. (1999). Áreas de rehabilitación preferente. Intervenciones en el centro histórico y barrios periféricos de Madrid (España) 1994-1999. Madrid: Empresa Municipal de la Vivienda.

[5] A la fecha de la puesta en línea de este texto (11 de octubre de 2009), el Alcalde del Municipio Girardot es Pedro Bastidas. Su Plan de Gobierno contempla diversas líneas de acción sobre el municipio, como la revisión y adecuación del Plan de Desarrollo Urbano Local (PDUL), el rescate y la conservación de las áreas verdes y recreativas, el desarrollo de planes y estrategias de seguridad, el fortalecimiento del patrimonio natural y cultural, la organización de la economía informal, la promoción del conocimiento y la investigación cultural e histórica, la reorganización del servicio de aseo urbano, el desarrollo de un plan de movilidad y la recuperación del cementerio La Primavera. [En línea], puesto en línea en 2008. URL: http://www.alcaldiagirardot.gov.ve/index.php?option=com_phocagallery&view=category&id= 1&Itemid=55 N.P.A.

[6] MINISTERIO DEL DESARROLLO URBANO-MINDUR. (s.f.). MARACAY renovación urbana (Síntesis del “Estudio Plan Especial del Área Central de Maracay, Estado Aragua”, realizado por la Arq. Gladys Brando C.) [Desplegable de la Dirección de Planes Especiales de MINDUR].


[7] La puesta en venta de esta casa en 2006 motivó el despliegue de una serie de acciones por parte de la sociedad civil organizada, a raíz de lo cual el inmueble fue adquirido por el Gobierno de Aragua y rehabilitado para el funcionamiento de un centro de salud especializado (Instituto de Patología Mamaria-Ipama). N.P.A.

[8] A la fecha de la puesta en línea de este texto (11 de octubre de 2009), el Museo de Arte Contemporáneo de Maracay Mario Abreu-MACMA funciona en el sector sur de las antiguas instalaciones industriales de La Ganadera (avenida Constitución), y la rehabilitación de los Telares de Maracay para servir de centro comercial muestra un avance apreciable. [Fotos: Telares de Maracay, tomada de: FEDO. “Centro Comercial Estación Central”. [En línea], puesto en línea el 11 de agosto de 2008. URL: http://74.125.47.132/search?q=cache: R93N06Py-EcJ:www.skyscrapercity.com/showthread.php%3Ft%3D683550+centro+ comercial+Estaci%C3%B3n+Central+y+Maracay&cd=2&hl=es&ct=clnk&gl=ve; sede del MACMA en la Ganadera, Barrio Catalán y vista de Choroní, tomadas de: INSTITUTO DEL PATRIMONIO CULTURAL-IPC (2007). Municipios Girardot y Francisco Linares Alcántara, estado Aragua. Caracas: Instituto del Patrimonio Cultural. Catálogo de Patrimonio Cultural Venezolano. Región Centro Oriente: AR 03-17.] . N.P.A. 

[9] En comunicación informal vía correo electrónico (20 de octubre de 2005), Oldman Botello me indicó que las quintas que componen este conjunto habitacional fueron construidas a fines de la segunda década del siglo XX “para albergar no sólo a los catalanes sino a todo el que pudiera comprarlas al Banco Obrero”. N.P.A.


[10] Gaceta Oficial de Venezuela N° 31.716, del 16 de abril de 1979.

[11] Gaceta Municipal de Girardot (estado Aragua) N° 632 Extraordinario, del 08 de octubre de 1998.


ACTUALIZACIÓN INFORMATIVA

Concejo Municipal conmemoró 203 años de la muerta de Atanasio Girardot. (2016, Septiembre 30). El Aragüeño [Versión digital]. Disponible: http://elaragueno.com.ve/region/concejo-municipal-conmemoro-203-anos-de-la-muerte-de-atanasio-girardot/

Pérez R., A. (2016, Octubre 11). Hace 203 años el corazón de Girardot llegó a Maracay. CiudadMcy [Versión digital]. Disponible: http://ciudadmcy.info.ve/index.php/aragua-2/17126-hace-203-anos-el-corazon-de-girardot-llego-a-maracay


4 comentarios:

  1. Gracias Claudia. En algún momento volveré sobre la calle Ricaurte, la cual constituia prácticamente el límite sur de la ciudad (sur, paredón y después...)cuando mi familia se radicó allí en 1945 procedente de Puerto Cabello. Lo mismo pasó con otras familias que luego se hicieron maracayerísimas. Creo que esto le aporta particular interés aparte de concentrar todavía un buen número de edificaciones de valor patrimonial.

    ResponderEliminar
  2. Espero Pedro, ver acá el resumen de tu excelente trabajo de grado con el cual obtendrás, si los vientos son propicios, tu título de Magister Scientiarum en Museología. En él también se aprecia el inmenso amor que le tienes a tu ciudad.
    Ana María.

    ResponderEliminar
  3. Así será Ana María. ¡Gracias por tu siempre valiosa motivación!

    ResponderEliminar