Follow by Email

miércoles, 9 de abril de 2014

El patrimonio aragüeño en tiempos de cólera.




                                Foto: Aporrea.org (2014, Marzo 27)


Con tristeza leo en la prensa el “parte de daños” ofrecido por la representante de cultura de la Alcaldía de Girardot, días después del ataque que sufriera la sede de dicha institución por parte de grupos violentos (Detenidas… 2014, s/p.), a saber:

…”estamos en la fase de remoción y selección de todo el material afectado, entre ellos 500 obras pertenecientes al Patrimonio Cultural, tanto de la Colección del Salón Municipal de Pintura como de la Bienal de Fotografía que organiza la Alcaldía Bolivariana de Girardot […] hay obras de grandes maestros como Armando Reverón, Mario Abreu, entre otros. Además quemaron y/o dañaron 12 mil libros de la Biblioteca, la red de computadoras que tan útil servicio prestan a la comunidad, sobre todo a los estudiantes, y sus instalaciones eléctricas, vidrios de la fachada y otros daños colaterales” (500 obras… 2014b, s/p.).

Como quien dice, tres pájaros de un tiro:

(1) el llamado Palacio Municipal de Girardot, edificio construido en la década de 1970 según proyecto del arquitecto Fruto Vivas y concebido para representar la ciudad de Maracay entre las montañas del Parque Nacional Henri Pittier y el Lago de Tacarigua (también denominado Lago de Valencia);




    Foto: Alcaldía de Girardot, 2002


(2) la colección de la Galería Municipal de Arte, conformada principalmente a partir de las ediciones anuales del Salón Municipal de Pintura (creado en 1981) y de la Bienal Nacional de Fotografía (creada en 1993), y




Foto: P.G.H.S. (Salón Municipal de Pintura 2001?)


(3) la colección bibliográfica de la Biblioteca Municipal “Augusto Padrón”, inaugurada el 28 de agosto de 1980 y bautizada en honor al poeta, escritor, periodista y primer cronista oficial de Maracay.




Foto: IPC, 2006


Los tres “pájaros” en cuestión están contenidos en el catálogo del patrimonio cultural venezolano 2004-2007 (IPC 2006, pp. 124, 187 y 194), y por tanto amparados por la Providencia Administrativa 012/05 del IPC (op. cit., pp. 267-271).


Aparte de algunos espacios de la planta baja que resultaron directamente afectados por las llamas, y con ellos el sistema de cableado general, el Palacio Municipal -que también forma parte de los Sitios de Interés Turístico, Histórico, Arquitectónico, Artístico y Arqueológico según el Decreto nº 975 de la Gaceta Oficial del estado Aragua nº 610 extraordinario del 21 de noviembre de 1997- no parece haber sufrido daños estructurales irreversibles. Se espera por tanto que sea reabierto al público tan pronto como se realicen las reparaciones y la limpieza de rigor.


Preocupa en cambio, y mucho, la significación del daño a las obras de arte, bibliográficas y hemerográficas, si se toma en cuenta que el catálogo del patrimonio a que se ha hecho referencia en el párrafo anterior señala que (al menos hasta 2006) la colección de la Galería Municipal “se compone de unas cuatrocientas obras artísticas de pintura, fotografías, artes gráficas, esculturas y murales” (p. 187), mientras que la correspondiente a la Biblioteca Municipal “posee cerca de once mil ejemplares bibliográficos sobre todas las áreas del conocimiento” (p. 194). Si releemos el “parte” de la representante de cultura de la Alcaldía, debemos por fuerza inferir que el daño patrimonial ha sido prácticamente devastador. Y que esto ocurra en una ciudad de provincia (donde, seamos francos, la lucha por la defensa del patrimonio suele ser solo comparable al suplicio de Sísifo), no hace sino reducir a lo más mínimo cualquier probabilidad de recuperar este valioso legado, conformado de manera coherente, y por intermedio de especialistas en el área, a lo largo de tres décadas. A la luz de mi humilde experiencia en la defensa del patrimonio regional, me temo que estos bienes culturales han pasado a ser historia, con lo cual el acervo cultural de Aragua sufre otro durísimo golpe, con escasa posibilidad de ser recobrado: en el mejor de los casos, intuyo, serán enviados a un archivo muerto; a un limbo de cosas pendientes, de prioridades postergadas, de arrugas corridas; como ha ocurrido con tantos otros bienes que en nuestra entidad esperan sus quince minutos de gloria.


Cuando los conflictos trasgreden las fronteras de la convivencia, las acciones se extreman y se tornan irracionales. No otra cosa puede explicar que el objetivo del acto de hostilidad (la protesta es una acción hostil que procura presionar al contrario) desemboque al final en la violencia y la auto agresión: se destruye así medios de transporte y servicios públicos; escuelas, universidades, bibliotecas y museos; centros de salud y de provisión de alimentos; plazas, avenidas y árboles; en otras palabras, el patrimonio cultural y urbano que nos pertenece y beneficia a todos. Se destruye, al cabo, en una nación donde desde siempre la necesidad imperiosa ha sido construir.


Aunque he señalado con frecuencia por este medio una insuficiencia de identidad y sentido de pertenencia en nosotros los venezolanos –tanto en los ciudadanos como en los gobernantes-, las agresiones directas y deliberadas contra los bienes culturales no son exclusivas de nuestro país. De hecho, los estragos sobre el patrimonio cultural de muchas naciones como consecuencia de conflictos armados han conducido a la firma del Pacto de Washington (1935), así como de las Convenciones de La Haya (1899, 1907 y 1954) con sus respectivos protocolos, de 1954 y 1999 (Convención... 1954).


Todavía pudiera considerarse los recientes actos de violencia acaecidos en distintos puntos de la geografía nacional como situaciones de disturbio o tensiones internas (en lugar de un conflicto armado propiamente dicho), en cuyo caso no aplicaría la Convención de La Haya (o sus protocolos). Interesa en cambio, para efectos del tema aquí abordado, transcribir algunos fragmentos del texto de la misma, los cuales deberían servir de principios para establecer -frente a la posibilidad de agravamiento de la actual coyuntura política- una estrategia de salvaguardia de los bienes culturales de Venezuela, país que por cierto se adhirió como Estado Parte de la convención el 09 de mayo de 2005:

     · Los bienes culturales han sufrido grandes daños en el curso de los últimos conflictos armados, y […] como consecuencia del desarrollo de la técnica de la guerra, están cada vez más amenazados de destrucción;

     · Los daños ocasionados a los bienes culturales pertenecientes a cualquier pueblo constituyen un menoscabo al patrimonio cultural de toda la humanidad, puesto que cada pueblo aporta su contribución a la cultura mundial;

     · La conservación del patrimonio cultural presenta una gran importancia para todos los pueblos del mundo y que conviene que ese patrimonio tenga una protección internacional;

     · Esta protección no puede ser eficaz a menos que se organice en tiempo de paz, adoptando medidas tanto en la esfera nacional como en la internacional.

     · Art. 1. Para los fines de la presente Convención, se considerarán bienes culturales, cualquiera que sea su origen y propietario:

          a. Los bienes, muebles o inmuebles, que tengan una gran importancia para el patrimonio cultural de los pueblos, tales como los monumentos de arquitectura, de arte o de historia, religiosos o seculares, los campos arqueológicos, los grupos de construcciones que por su conjunto ofrezcan un gran interés histórico o artístico, las obras de arte, manuscritos, libros y otros objetos de interés histórico, artístico o arqueológico, así como las colecciones científicas y las colecciones importantes de libros, de archivos o de reproducciones de los bienes antes definidos;

          b. Los edificios cuyo destino principal y efectivo sea conservar o exponer los bienes culturales muebles definidos en el apartado a. tales como los museos, las grandes bibliotecas, los depósitos de archivos, así como los refugios destinados a proteger en caso de conflicto armado los bienes culturales muebles definidos en el apartado a.;

          c. Los centros que comprendan un número considerable de bienes culturales definidos en los apartados a. y b., que se denominarán «centros monumentales».

     · Art.2 . La protección de los bienes culturales, a los efectos de la presente Convención, entraña la salvaguardia y el respeto de dichos bienes.

     · Art.25. Las Altas Partes Contratantes se comprometen a difundir lo más ampliamente posible en sus respectivos países, tanto en tiempo de paz como en tiempo de conflicto armado, el texto de la presente Convención y del Reglamento para su aplicación. En especial, se comprometen a introducir su estudio en los programas de instrucción militar y, de ser posible, en los de instrucción cívica, de tal modo que los principios puedan ser conocidos por el conjunto de la población, y en particular por las fuerzas armadas y el personal adscrito a la protección de los bienes culturales.

     · Art. 28. Las Altas Partes Contratantes se comprometen a tomar, dentro del marco de su sistema de derecho penal, todas las medidas necesarias para descubrir y castigar con sanciones penales o disciplinarias a las personas, cualquiera que sea su nacionalidad, que hubieren cometido u ordenado que se cometiera una infracción de la presente Convención. (op. cit., s/pp.)

Es de advertir que Venezuela no aparece en cambio en las listas de adherentes de los protocolos de la Convención de La Haya (1954 y 1999, idem.), lo cual quiere decir que tiene su tarea a medio hacer en lo que respecta a la salvaguardia del invaluable acervo cultural que atesoran sus principales repositorios a nivel nacional. ¡Y eso que tiene desde hace rato (o debería tenerlas) sus barbas en remojo!



FUENTES:

Alcaldía de Girardot. (2002). 22 Salón Municipal de Pintura: Guía del Salón. Maracay: Alcaldía de Girardot. [Desplegable].

Convención para la Protección de los Bienes Culturales en caso de Conflicto Armado y Reglamento para la aplicación de la Convención 1954 (1954, Mayo 14). UNESCO. Disponible: http://portal.unesco.org/es/ev.php-URL_ID=13637&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SECTION=201.html [Consulta: 2014, Abril 08].

Detenidas nueve personas por ataques contra la alcaldía de Girardot en Maracay. [Nota de prensa en línea; 2014, marzo 28]. En El Aragüeño. Disponible: http://www.elaragueno.com.ve/region/articulo/35990/detenidas-nueve-personas-por-ataques-contra-la-alcaldia-de-girardot-en-maracay [Consulta: 2014, Abril 08].

Instituto del Patrimonio Cultural-IPC. (2006). Municipios Girardot y Francisco Linares Alcántara, estado Aragua: Catálogo del Patrimonio Cultural Venezolano. Región Centro Oriente: AR 03-17.Caracas: Instituto del Patrimonio Cultural.

500 obras y 12 mil libros dañaron vándalos en Alcaldía de Girardot. [Nota de prensa en línea; 2014, Abril 06]. En El Aragüeño. Disponible: http://www.elaragueno.com.ve/region/articulo/36220/500-obras-y-12-mil-libros-danaron-vandalos-en-alcaldia-de-girardot [Consulta: 2014, Abril 08].



ACTUALIZACIÓN DE PRENSA (Noticias relacionadas)

Alvarado, L. (2016, Junio 22). Salón Municipal de Pintura de Girardot es un espacio de referencia para la diversidad visual. CiudadMcy [Versión digital]. Disponible: http://ciudadmcy.info.ve/index.php/cultura/13783-salon-municipal-de-pintura-de-girardot-es-un-espacio-de-referencia-para-la-diversidad-visual

Gobierno denuncia atentado contra Casa de Campo de Guzmán Blanco en Antímano. En: Noticialdia (2015, Octubre 09). Disponible: http://noticiaaldia.com/2015/10/gobierno-denuncia-atentado-contra-casa-de-campo-de-guzman-blanco-en-antimano/




2 comentarios: